El coercido análisis electoral del Modelo Chubut

-
Los motivos de esta publicación, más que atender a los resultados, pasan por describir algunas evidentes anomalías suscitadas en las recientes elecciones provinciales del Chubut. Tan evidentes, que se perciben desde el otro extremo del país.



De los Reglamentos y las instituciones

No es un detalle menor que la Constitución Provincial del Chubut no parece contemporánea con la Nacional y las de la mayoría de las provincias.


a) Es atípico -y hasta perverso- que la Carta Magna no exija condiciones y enuncie en su Artículo 146, que: “El Poder Ejecutivo es desempeñado por un ciudadano con el título de Gobernador de la Provincia, que es elegido directamente por el pueblo, a simple pluralidad de sufragios… En caso de empate se procede a una nueva elección...”

Lo del caso de empate llama a risa, con todo respeto: me incita a una cortés y urbana carcajada. ¿Los Convencionales Constituyentes de 1994 la redactaron pensando en el Reglamento del truco? En tal caso, hubiesen dictado que ante esa impracticable paridad ganara la mano o quien haya obtenido la primera o, en su defecto, la segunda rueda. Y ojo, eh: un empate en las tres rondas del truco es infinitamente más factible que la paridad en una elección simultánea de 300.000 ciudadanos.

A modo de parámetro: El Artículo 133 de la Constitución del Chaco establece que: “La segunda vuelta electoral se hará entre las dos fórmulas de candidatos más votadas y en la convocatoria respectiva se preverá la fecha de esta segunda vuelta, que deberá efectuarse dentro de los treinta días de la primera. Cuando la fórmula que resulte ganadora en la primera vuelta hubiere obtenido más del cuarenta y cinco por ciento de los votos válidamente emitidos y a favor de alguna de las fórmulas oficializadas, sus integrantes serán proclamados Gobernador y Vicegobernador. También lo serán si hubieren obtenido el cuarenta por ciento o más de los votos emitidos, válidos y a favor de alguna de las fórmulas oficializadas, y además existiere una diferencia igual o mayor a diez puntos porcentuales respecto del total de los votos afirmativos válidamente emitidos, sobre la que le sigue en número de votos...”


b) Es insólito -y hasta antirrepublicano- que la Constitución del Chubut estipule en el Artículo 124º: “El Poder Legislativo es ejercido por una Cámara de Diputados integrada por veintisiete miembros… Al partido mas votado le corresponden dieciséis bancas y las once restantes se distribuyen a su vez entre los demàs partidos por el sistema proporcional, respetándose el orden en que están colocados los candidatos en las respectivas listas oficializadas”.


Antirrepublicano, porque instituye "constitucionalmente" que, como mínimo, tres quintos de los diputados pertenezcan a la primera minoría de las elecciones legislativas, quienes generalmente son del mismo signo que el ganador de las ejecutivas y tienen asegurada la "mayoría simple" -y, por tanto, el cuórum- si no median vueltas de los que se dan vuelta como medias, tal el caso del actual gobernador Das Neves, electo en 2003 y reelecto en 2007 por el "Frente para la Victoria".
Y se aclara como mínimo, ya que con la farsa de la simple pluralidad de sufragios suficiente para asumir como gobernador, el marco es óptimo para el uso de listas colectoras -las cuales de hecho se practican- que favorecen que el oficialismo, sumando apenas 2, logre los 18 diputados necesarios (dos tercios de 27) para la "mayoría absoluta", condición que habilita hasta para reformar parcialmente la Constitución.

Insólito, porque no solamente se propicia el control absolutista del poder mediante semejante desnaturalización legal, sino que se lo asegura al oficialismo para todo el mandato. Sí, señores, aunque a cualquier argentino no chubutense le resulte absolutamente descabellado, la Legislatura provincial no se renueva parcialmente cada dos años como en el resto de los Distritos del país, sino que lo hace totalmente y, para colmo, coincidente con la elección de Gobernador y Vicegobernador. El Estado soy yo.
A esta altura del asombro, pasa a ser un mero detalle que se coarte la posibilidad de elecciones de medio término, de manera indudablemente premeditada para eludir el usual plebiscito de la gestión.
Como también pasa a ser otro detalle relativamente intrascendente, que un mecanismo tan primitivo deje prácticamente librado al azar la cantidad de legisladores que ingresan. Establecer cupo fijo para la primera minoría y recurrir al Sistema D'Hont de representación proporcional para las restantes, no solamente es absolutamente arbitrario y hasta caprichoso, sino que carece de fundamentos legítimos.

Gajes del oficio. Supongamos una didáctica ejemplificación por el absurdo para cotejar la composición de la legislatura chubutense para una misma elección según ambos sistemas:


Que quede claro que no pretendo menospreciar al pueblo de Chubut y que valga la redundancia: no encuentro fundamentos legítimos que justifiquen el espíritu despótico de su Ley fundamental. Eso sí, que quede claro que si llego a cruzarme con alguno de los convencionales constituyentes chubutenses del '94 no me alcanzaría la carga del lanzallamas para demostrarle la consideración que le tengo... No lo crean, es un chascarrillo para sublimar el síndrome de agresivo hartazgo de Jorge Sanata que me ataca cada tanto.



De los Códigos y las prácticas

Es indudable que el proceso electoral chubutense estuvo atestado de irregularidades y que las decisiones tomadas por el gobernador Mario Das Neves influyeron directamente en una serie de acciones en diversos frentes que enturbiaron el escenario electoral.


1º) Veda proselitista: Das Neves la violó, llegando a usar medios de comunicación masiva para publicitar a los candidatos del “Partido Justicialista Modelo Chubut” durante el mismo día de los comicios y a ejercer otras atribuciones arbitrarias a partir de su asumida situación de privilegio.

Ni detallo acerca de los rumores de aportes de dinero y mercadería por parte de los visitantes domingueros (De Narváez, Solá, Camaño, Santilli y otros emisarios de Macri y Duhalde que representan la “nueva política”), ya que puede ser considerada como una cuestión que incumbe a los escrúpulos del Comando de Campaña del “Modelo Chubut” y a la memoria ciudadana crítica.


2º) Publicación en tiempo real: A todas vistas, el gobierno chubutense se encargó de obstaculizar la circulación de información de carácter público como es el Escrutinio Provisorio, dando orden explícita a las Autoridades del Tribunal Electoral para que no publicaran en tiempo real ni detallaran Números de Mesa y de Circuito Electoral y ni siquiera discriminaran las Localidades correspondientes a los datos volcados, de tal modo que resultara imposible cotejar los datos aportados por los Formularios de Escrutinio relevados y certificados “in situ in acto” con los considerados por la Justicia Electoral provincial.

En toda la provincia patagónica fueron habilitadas 1.140 Mesas diseminadas en apenas 27 localidades. En realidad, se dispusieron 1.124 Mesas para todas las categorías electorales con 1.133 urnas y padrones, ya que 9 fueron mixtas y otras 7 para extranjeros, quienes sólo pueden elegir Intendente y Concejales. Nuevamente debo recalcar que no tengo ánimos de menospreciar, pero a los efectos prácticos es casi una elección municipal: más de 25 ciudades argentinas superan los 300.000 electores y jamás presentaron inconvenientes para realizar los cómputos y difundirlos en tiempo y forma, por lo que resultan injustificables tamañas irregularidades. Si esto hubiese ocurrido en una Elección Nacional, es impensable el tenor de las críticas y las acusaciones a mansalva que se habrían generado desde los medios hegemónicos de comunicación que, sin embargo, en este caso hacen mutis por el foro.


3º) Poder Judicial de la Nación - Tribunal Electoral del Chubut: Cumplo en mencionar a sus autoridades, sin que ello materialice una denuncia sino simplemente la divulgación de sus nombres: Pdte: Dr. Daniel Luis CANEO; Sec: Dr. Juan Loup GERBER; Vocales: Dr. Jorge Luis MIQUELARENA, Dr. Carlos Alberto TESI, Dip. Prov. (PJMCh) Jorge Valentín PITIOT y Dip. Prov. (ProVeCh) Ricardo Daniel SASTRE.

Es clara la percepción de que el “Modelo Chubut” incluye cooptaciones y presiones que coartan la independencia republicana de poderes. El sitio web oficial del Tribunal Electoral permaneció todo el tiempo advirtiendo que se saturaron los servidores ante el flujo de visitas. Más adelante se detallan irrefutables evidencias de manipulación sistemática de datos. Patético. Chubut, modelo 1932: Década Infame con "Fraude Patriótico" incluido.


4º) A confesión de partes, relevo de pruebas: Como si hiciera falta aclarar para proyectar más sombra, en la mañana del lunes, Juan Gerber -Secretario del Tribunal Electoral de Chubut- indicó en Radio 10: “Aún no hubo ninguna denuncia formal de fraude y los partidos políticos tienen 48 horas para realizar ese tipo de presentaciones… Nosotros ahora tenemos como procedimiento cotejar las actas y escuchar, en todos los casos, las impugnaciones. Si surgen divergencias, vamos a tener que abrir las urnas. El proceso puede durar una semana, aunque todo depende de las impugnaciones que hagan los partidos”. Consultado por la decisión de la Justicia de no publicar los resultados en vivo por internet, Gerber admitió que "fue un error", aunque aclaró que tuvieron "muy poco tiempo" para resolver la parte logística de los comicios, porque “esta elección originalmente fue muy judicializada y nos quedó muy poco tiempo. No es una excusa y lo asumo como un error del tribunal no haber cubierto la publicación online. Igual, aclaro que eso no iba a apurar el arribo de los telegramas al centro de cómputos".

¿Escuchar las impugnaciones? ¿Las impugnaciones que hagan los Partidos? No hace falta ser especialista en Derecho Constitucional ni en Justicia Electoral para notar una confusión conceptual demasiado grosera para un funcionario de jerarquía, nada menos que Secretario Electoral provincial.
El "error" admitido, suena a: "te maté al pibe pero reconozco haberme equivocado". Es buena actitud la de aceptar fallas pero no cambia demasiado las cosas, a lo sumo aplaca la conciencia del errado.

Sobre la sanata de que la cobertura on line de los cómputos en tiempo real no apuraría la llegada de los telegramas, puede decirse que es un burdo intento de correr el verdadero conflicto del centro de la escena. Las críticas efectuadas desde el bunker del FpV de Rawson y otras ciudades, así como las manifestaciones de diversos funcionarios nacionales, no solamente apuntaron a la demora en la subida de cómputos sino -y fundamentalmente- al abyecto y especulador sesgo de la información.


5º) Proclamación de Martín Buzzi como Gobernador Electo: Mario Das Neves -gobernador en ejercicio- citó a conferencia de prensa para proclamar el triunfo del candidato oficialista declarando una diferencia -por cierto discutida- de 1.500 votos, faltando escrutar, al menos, 15 urnas (aproximadamente 4.000 sufragios) y otros 4.000 Votos Nulos, recurridos e impugnados que demandan la tarea de la Junta Electoral con supervisión de Apoderados y Fiscales de las Listas intervinientes para decidir su validez o su nulidad. No digo que lo haya hecho adulterinamente, pero sí es obvia la imprudencia y la tergiversación aplicada desde su cargo que trasluce un cabal abuso de autoridad, reaccionando como un autócrata zarista desesperado ante el golpe que le asestó la realidad. Dos meses antes de la elección, el dasnevismo aseguraba que los sondeos de opinión lo ubicaban 27 puntos arriba del Frente para la Victoria, sin embargo esa terminó siendo la diferencia favorable respecto a la comodísima tercera fuerza: la Unión Cívica Radical.

Asimismo, valen indagar las características de la personalidad de Buzzi, escondido entre bambalinas abdicando protagonismo en Das Neves. Si el actual mandatario arengaba diciendo que “se vota gobernador, no se votan delegados del gobierno nacional”, tal vez amerite corregirse y la intención haya sido que: “se voten delegados de Das Neves en la Casa de Gobierno a partir de diciembre”.


6º) 14.000 Votos en Blanco: Vale decir que ni refiero el sorprendente 6% que los convierte en cuarta fuerza electoral, cuadruplicando al ARI, al PACh y al ProVeCh, ya que aún despertando sospechas, una vez que los Fiscales de Mesa no presentaron recurrencias particulares ni observaron las urnas correspondientes, prácticamente la situación y el resultado obtenido a partir de Actas y Formularios es inmodificable.

Aunque me parezca pueril hacerlo, considero apropiado decir que eso de “contar voto a voto y urna por urna” es sólo una fantasía del imaginario popular: no suele procederse de ese modo en ninguna Junta Electoral. Las urnas no se abren si no fueron “observadas” durante el cierre de los comicios, a menos que durante el Escrutinio Definitivo se presenten pruebas irrebatibles de adulteración de documentos públicos o de errores accidentales o sistemáticos. Y se habla de una sola en esa situación sobre 1133 Mesas, aunque de otras varias con evidentes y fundamentadas falsificaciones o, cuando menos, inexactitudes en los cómputos.


7º) Cortes de Boletas: Otro llamativo aspecto que corresponde referir, es la enorme cantidad de cruces que se evidencian al observar los subtotales por Listas y Categorías elegidas. No tiene valor argumental reglamentario -carece de valor probatorio una vez certificadas las Actas- pero es sabido que una Autoridad artera (o, peor, un Fiscal en rol de Presidente de Mesa) cuenta con poder para manipular resultados cuando los Fiscales no cumplen sus funciones adecuadamente. No viene al caso precisar, pero existen diversas técnicas aritméticas para volcar u omitir votos a conveniencia en situaciones de confusión, sobre todo, cuando hay boletas-sábana y mucho corte.


8º) Información y conclusiones: Ya se refirió a la aviesa obstaculización y al ocultamiento sistemático de información llevado adelante por la Justicia Electoral del Chubut, pero vale recalcar que el objetivo fue logrado: es inviable discriminar grupos por residencia y género con semejante ocultamiento de datos, por lo que es aún menos practicable efectuar el seguimiento por mesa, circuito y localidad tendiente a analizar resultados y diagnosticar las demandas que expresó la ciudadanía al emitir su voto.

Aquí -y en otras situaciones propiciadoras al menos de descontrol sino de eventual fraude- subyacen los motivos de las protestas y las eventuales acciones de los Apoderados en la Justicia Electoral. Y debo sincerarme: en caso de que no se efectúen presentaciones judiciales en tiempo y forma -no obstante las irrefutables irregularidades manifiestas en el proceso comicial- no habrá lugar para pensar en otra cosa que no sea producto de la inoperancia de los representantes legales del FpV chubutense.


9º) Desdoblamiento de elecciones: Mientras que Mauricio Macri declama que tratará de que los porteños no deban votar 6 veces este año (habría que indagar si también incluye las elecciones de la Comisión Directiva de Boca Juniors y de la Asociación Cooperadora del Cardenal Newman), observando con tristeza que tras casi tres décadas en democracia, aún queda la sensación -sí, la sensación sobre hechos consumados que se aprecian desde lejos- que permanecen las prácticas de plena Década Infame.

En lugar de apoyar la postura del Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en permanente uso de licencia, es más atinado desdoblarlas todo lo posible hasta que los mecanismos de sufragio y escrutinio se articulen aceitadamente. No untando, eh, aceitando, lubricando, porque si de untar se trata ya se sabe que la corpo oposigarcadisidente corre con ventaja por el handicap de abundante patrimonio y carentes escrúpulos.


10º) Importancia de la fiscalización: Asimismo, para cerrar, vale destacar que el sistema electoral vigente es perfectible, pero sólo puede perfeccionarse cuando todos y cada uno de los intervinientes cumplen sus roles eficiente y éticamente. Las Leyes y los Reglamentos electorales son claros y sólo hay que cumplir y hacer cumplir las instrucciones y recomendaciones dadas de manera fehaciente. No hacerlo, es bastardear la democracia.

Malhumoran los llantos sobre la “Eliceche” derramada, debo decirlo. Si se cometieron los indudables “Abuzzis”, cada uno deberá analizar causas y capitalizar aciertos y errores sin pedirle “Peraltas” al olmo. Si bien este no es el caso, la postura delirante de Carrió y sus colgados cuadros reverberantes ante cada elección en que los duplican en votos, fastidia.



De las Actas y los resultados

A efectos comparativos, se reproducen los resultados de las anteriores elecciones a Gobernador del Chubut:



Y se adjunta el siguiente Cuadro de Valores expuesto en el sitio web del Tribunal Electoral del Chubut, tras una larga noche sin novedades:


Se hace constar que la pequeña Tabla agregada inferiormente tiene por objeto afinar cálculos y desenmascarar fraudes.



Dos innegables conclusiones, no obstante la turbidez de los datos:

1) El “Modelo Chubut” exhibe no ser precisamente expansivo ni haber sido, mucho menos, aprobado por los vecinos. Se contrajo a la mitad: de aquel 72% en 2007 a este menos de 38% en 2011.

2) También se comprueba que 1 de cada 12 de los chubutenses que votaron por Martín Buzzi para gobernador, repudiaron la postura nepotista del Zar Mario. No es un detalle menor que más de 8.000 electores de Buzzi no votaron por la correspondiente lista de diputados provinciales encabezada por Raquel Di Perna: cónyuge del gobernador Mario Das Neves y madre de Pablo Das Neves Di Perna Dos Días Deus Sancti Dis Turbio, Subsecretario de Gobierno y Relaciones Institucionales de la Provincia. Y no es creíble la excusa que votaron a la aliada colectora del ProVeCh (Proyección Vecinal Chubutense), ya que es verificable que no hubo transferencia total de votos.



Más que dos irregularidades detectadas, no obstante la turbidez de los datos:

Una de las irregularidades reveladas en la pequeña Tabla adjunta de “Totales de Votos”, es tan evidente como eso que se resalta: “Se presentaron a votar 5.000 ciudadanos más a Gobernador y Vice que a Diputados Provinciales”. ¿Alguien puede explicarme de qué manera un elector existe en una categoría sí y en otra no? La verdad, yo no logro entenderlo matemática, electiva, sociológica ni mágicamente. Bah, sí, con magia el mismo chubutense aparece en una columna y desaparece en otra. ¿La fórmula dasnevista era Buzzi-Copperfield?

Otra clara operación para embozar resultados e impedir el seguimiento comparado, se cristalizó desde la propia instancia judicial, el propio Tribunal Electoral del Chubut al no precisar la procedencia de los "telegramas" cargados al sistema según Mesa, Circuito Electoral y Distrito Departamental. Y hay que leer y escuchar a Pablito Das Neves acusando al Frente para la Victoria de que pretende "embarrar la cancha".

Y otro fallido intento de manipulación encubierta se advierte en la “planilla oficial”, con la tendenciosa maniobra de colocar en la misma fila a los “votos recurridos e impugnados”. Al efecto, es oportuno distinguir que lo que puede impugnarse es la identidad, cuando existen motivos suficientes para dudar que el elector presentado al sufragio no se corresponde con el ciudadano empadronado, pudiendo votar en sobre especial identificado para la posterior evaluación de nulidad o validez. Sin embargo, la recurrencia puede producirse en el escrutinio de la Mesa una vez clausurado el sufragio, en caso que algún Fiscal cuestione la validez o la nulidad asignada a un voto por el Presidente, presentando el recurso de recurrencia para el posterior conteo. Por la simple cuestión de tener en cuenta la instancia en que se presentan ambos tipos de votos y la diferencia entre los posteriores procedimientos de validación o anulación, es inaudito sumarlos como si se trataran de situaciones similares. ¿Ya dije que llevamos casi tres décadas en democracia?

Al respecto y con carácter anecdótico aunque ilustrativo, recuerdo los tiempos del “que se vayan todos”, cuando los ultra troskos en coincidencia con los ultra neoliberales -como acontece cada vez más a menudo y más intensamente- propiciaban la consigna “impugne su voto!” Mamita… cómo si uno pudiese impugnar su identidad voluntariamente, de otro modo que no fuera presentándose a los comicios con el Documento Individual destruido y contestando erróneamente el pertinente cuestionario sobre datos civiles que corresponde efectuar a las autoridades. Mucho gre, gre, gre, para no decir gremlin.
Otra feroz demostración de ignorancia de las reglamentaciones electorales que tanto repudian unos y otros, sabedores de que se les complica acceder al gobierno mediante el sufragio popular.

Sin pecar de desconfiado, no puedo dejar de sospechar que la intención de mezclar peras con limones es para dificultar el chequeo de estafas -o, al menos dolo- en el Escrutinio Provisorio publicado oficialmente, bloqueando posibilidades de advertir el origen de esa amplia diferencia (prácticamente el doble) en sendas columnas (Gob y Vice y Dip. Prov.). Pero como soy demasiado obcecado y busco herramientas hasta en el microondas, voy a tirar relaciones matemáticas entre la categoría de Gobernador y Vice respecto a la de Diputados Provinciales, con base en la “planilla oficial”:

Votos anulados = 115,3%  ====>  Votos recurridos e impugnados = 179,6%

Sin rigor estadístico posible, debido al bloqueo de datos materializado por el Tribunal Electoral del Chubut, me animo a afirmar que no hay proporción aceptable entre la despreciable discrepancia (15%) entre votos anulados en una y otra categoría y la enorme diferencia relativa (80%) entre votos recurridos e impugnados.

Suponiendo que solamente fuesen votos impugnados, cosa que no tiene verificación ante la artera maniobra de sumar peras con limones: ¿alguien podría explicarme el modo en que la identidad de un elector sea impugnada para expresarse en una Categoría pero que no lo sea en otra? Me convencieron, debe ser magia.

Insisto, no me impulsa el mero petardeo sino el curioso espanto. Alguien debería dar los motivos que llevaron a la Justicia Electoral a suprimir una fila que no por capricho está impresa en todas las Actas y en todos los Certificados de Escrutinio de todos los comicios en todos los Distritos Electorales de todo el país. O acaso, ¿los brillantes integrantes del Tribunal Electoral chubutense tienen argumentos legítimos para no discriminar las cuatro categorías de votos válidos emitidos no afirmativos?: en Blanco, Nulos, Recurridos e Impugnados.

No obstante, la magia puede fallar y, de hecho, falló. Ya ni siquiera importa que los fruteros hayan agrupado peras, limones, manzanas y kiwis sino que -a todas vistas- se está currando a alguien. El total de frutas debe ser idéntico al bajarlas del camión que al estibarlas en la frutería, a menos que algún travieso se las lastre a hurtadillas o las patee debajo de la tarima. ¿Vos tenés idea a quién están currando? Yo creo que el frutero tribunalicio estafó al popular camionero encargado del reparto. Me parece. Y me preocupa averiguar, ya que las frutas no se ven: ¿se podrá inducir el vómito en el travieso comilón y se podrán revisar las estibas del depósito?

Desde el incómodo lugar de lejano observador, espero haber cumplido con el derecho cívico y la obligación ciudadana de expresar absoluto repudio debidamente fundado ante las muestras de impunidad, de manipulación de la información pública y de obstaculización a la efectiva fiscalización de los comicios, dadas con absoluto descaro este pasado domingo en la provincia del Chubut.

Será Justicia. ¿Será Justicia “Modelo Chubut"?

6 comentarios:

La Pampa Peronista dijo...

excelente post. No em queda claro la comparación que ahces entre gdor y dips pciales con relación a los votos nulos y los recurridos e impugnados.

Estoy sobre este tema, si podes escribime a lapampaperonista@gmail.com (porque no encuentro tu e-mail por aquí) así intercambio algunas dudas que tengo.

Saludos.

Roberto dijo...

estimado: me alegra coincidir con el análisis.., Casi sin querer, preocupado periodísticamente por saber e informar donde se habían "churrasqueado" los votos... Saqué promedios, mirés diferencias significativas por urnas, etc. etc hasta que se me ocurrió sumar los votos emitidos y oh sorpresa hay 4876 electores que lograron votar a gobernador y desaparecieron del cuarto oscuro antes de votar a diputados... o tal vez lograron hacer bi-locación... no sé. Esto es muy raro santo! (como diría enrique sdrech) Bueno, más allá del desescrutinio que se está haciendo ahora, creo que ese solo dato (el de los 4876) es más que suficiente para comprobar un fraude. Parece que los muchachos de DasLastima se brotaron mal cuando a las tres de la tarde del domingo se enteraron que perdían por varios miles de votos y empezaron una maniobra burda, desprolija y miserable para "ganar" el escrutinio provisorio y tratar de que nadie se de cuenta de la derrota. Una vergüenza. DasNever never more.
Un abrazo.

Adal El Hippie Viejo dijo...

gran trabajo compañero!!!

hace un rato el ministro Randazzo habló de "acciones fraudulentas"

un abrazo

Adal

Adal El Hippie Viejo dijo...

Lo sigo, llevo el link de su blog para mi
blog

gem dijo...

Debe investigarse quien (Partido) eligió a la junta electoral, es fundamental y ya estaría sospechada por no dar postura en estas irregularidades (....???) los presidentes de mesa son elegidos por la junta electoral por lo tanto responden a quienes los designan (pueblo chico infierno grande) y la equivocación podría ser de uno- dos cargadores de datos pero...tantos? tantos incompetentes? 88 u 888 es una pero las demás??? muy sucio no tienen cara, tanto que les preocupa el q dirán en el país o en el mundo, a ver si se ponen las pilas los cumpas para demostrar que sí es fraude premeditado!!! de antemano tenía la orden de cargar datos de más, como decía Discepolo: a mí me la querés contar mordisquito?

Adán De Ucea dijo...

Agradezco comentarios y aportes. Más que nada, a los compañeros de "La Pampa Peronista", quienes impulsaron inicialmente la difusión de esta nota. Su multiplicación en medios digitales y escritos del Chubut y nacionales ayudó a dar evidencia de manipulaciones y sesgo de datos.
Veremos las complementarias, pero desde ya el FpV es el ganador indiscutible.
Saludos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Este blog también hace equilibrio en la fisura