Cacerolas locas (sin lockout en “Twitter”)

El 23 de mayo ya venía manijeada la caterva piquetera de la civilización del coloniaje:



Y la tergiversada cobertura del piquete patronal terrateniente de la noche del 1º, orquestada
por ciertos medios de comunicación dominante -que de cubrir y encubrir conocen bastante-
al catalogarlo como un Cacerolazo popular o manifestación del “campo”, acabó exacerbando
los ánimos de las turbas ruralistas acompañadas por una senil juventud -la cual esperamos,
cuando crezca, se avergüence de haber participado- en el recoleto show de Callao y Santa Fe:



Indudablemente, la fogoneada manipulación multimediática que dicta consignas en eco
e instituye el discurso del odio, operó como morbosa crónica de una violencia anunciada:



Si esta no es la más que clara muestra de un contaminado menjunje de contaminantes
editoriales y mensajes repetidos por el “pajaro picasesos”, ¿qué es? Véalo Ud. mismo/a:


Un tópico de absurdos que no resisten el menor análisis: democráticos destituyentes,
intolerantes ante su propio desconcierto, repetidores de burdos eslóganes sin sustento,
sofistas equiparando a Moreno con López Rega y asimilando democracia con dictadura,
fascistas con supuesto antifascismo, fanáticos disfrazados de pacifistas, republicanos
con Pando, brutos de la Intelligentzia vernácula, patoteros en contra de la impunidad
ajena e imaginada, defensores de la libertad de una prensa más libre que nunca antes,
censores sin argumentos desde su hermética burbuja con aislación visual y acústica,
conciliadores sin chances de admitir resistencias a sus arraigados intereses clasistas,
impulsores del consenso a su medida, insultadores que exigen respeto no avasallado,
civilizadores que transmiten odio salvaje, dialoguistas sin respuestas ni fundamentos,
hordas de ficticios intelectuales de las corrientes del cipayismo más recalcitrante, …

Y va algo a modo de añadida autocrítica nacional y popular: Si esta tipología ciudadana
-exponiendo tamaña necedad y tal carencia de elementos básicos de análisis ontológico-
representan la cúspide y cámaras de Rey y Reina de la pirámide que manejó prácticamente
sin interrupciones el poder fáctico de nuestro país, mucho estaba fallando y demasiado.
Como esas fallas se vienen corrigiendo hace 8 años, la cúspide vibra buscando colapsos.


Como era previsible, se desencadenó el exceso estimulado y esperado por los mandamases
corporativos, ya sean los de las entidades ruralistas como de los holdings comunicacionales:




Y luego vinieron los formales repudios del caso. Algunos declamados por los mismos
maniqueístas que, persistentemente y con roles simulados, escarban lo más primitivo
de cierta estofa socioeconómica con rancio linaje y predecibles reacciones iracundas:



Cualquier acontecimiento de esta índole es, más que doloroso, preocupante. O debe serlo.
Como pudo verse, los caceroleros pertenecían a un casi excluyente segmento económico
y planteo una disquisición al respecto: sin importar la mayor o menor brecha patrimonial
entre cada grupo, lamentablemente, el rango sociocultural parece estar aún más acotado.
Y es observable que había sujetos de todas las edades sumados a la aturdidora horda de
la aturdida intolerancia, aunque mayormente jóvenes y adultos bastante entrados en años.

 Inexplicable crispación de los pacificadores de perorata, intolerancia de los presuntos
dialoguistas, burdos clichés de aquellos supuestos librepensadores que hacen el eco
reverberante recitando dispersas consignas inducidas por la tele. Algunos, sin siquiera
advertir quiénes y porqué los habían convocado ni a cuales intereses les son utilitarios.
No todos, justamente el fragmento etario habitualmente gerencial permaneció ausente.


Ni siquiera en Callao y Santa Fe, Cabildo y Juramento ni Acoyte y Rivadavia. Tampoco en countries
o calles de Las Cañitas. En las redes virtuales trasuntó la conflictiva heterogeneidad social al golpe
de teclas y pantallas táctiles. Hubo demasiados locos por el lockout. Algunos más espeluznantes
que otros y todos saturados de intolerante odio, en parte simulado mediante pueriles eufemismos.


Un representante de esos pibes que a los 20 no son siquiera rebeldes y están domesticados
-en el sentido de instrucción y adoctrinamiento- intentó responderme según su valoración:


No se cuestionó la repregunta y terminó divagando sin comprender. Y esto, más que preocupante,
genera angustia. Si de un viejo carcamán pueden tolerarse ciertas mañas de arcaicas concepciones
libanizadas, ombliguistas y acríticas, en un pibe resulta profundamente desesperanzador. Es decir,
los mayorcitos, ¿con qué perspectivas podemos mirar al futuro?, en tanto evaluemos que a nuestros
propios sucesores inmediatos aparenta no haberles servido demasiado la cruenta historia nacional.

Ojalá que, al contrario, estas situaciones resulten estimulantes para continuar dando todas las batallas
culturales posibles con los afectos y el entorno cotidiano. No obstante,  el breve diálogo -no copiado-
en el Twitter me despertó curiosidad: ¿Dónde se crió?, ¿en qué zona vivirá?, ¿qué y dónde estudiará?...
Y no pude aguantar los ánimos de verificar mis conjeturas, aún sintiéndome discriminador y vigilante:


Las confirmé y me devolvió tranquilidad. La tranquilidad de lo conocido. De lo previsible.

Ahora bien, Rodrigo apenas supera los 20 años y, seguramente, se halla herméticamente
entornado en Tigre y la Facultad de Ingeniería de la UCA en la CABA. Cóctel nada liviano.
Sería casi improbable que pudiese escuchar otras campanas y conocer otras realidades.
Pero claro, está cursando el 3º o 4º Año de Ingeniería Ambiental. Puede crecer y cambiar.


La perturbadora cuestión prácticamente irreversible pasa por las posturas de los mayores.
Esos que vociferan anuncios de que ya se termina la fiesta, tal el propio Eduardo Amadeo
(5,9% en las elecciones 2011 a gobernador de Buenos Aires) y tantos más, convencidos que
esa fiesta -o cualquiera- es degradante y justifica sus indisimulables ansias de represalias.
Rara metáfora la de una supuesta fiesta con la profética amenaza del predestinado castigo…


Y sigo emulando vitualmente a los SePriN. Hubo más, incontables. Agrego un par al azar.


Hubo un locutor porteño admirador de “Cadena 3” que le daba maza
sin pausa, en la red, a los sucesos de la lamentable noche de antenoche.


 El tweet: “... parte del Equipo de #678 fue agredido violentamente hace
20 minutos...” estaba acompañada de una “Foto” de Callao y Santa Fe:


Lo que no puede saberse es si resultó una acusación al disfrazado, en contexto con
el tweet, o si Verst -como informador- es un buen locutor y comentarista deportivo.
Y al cartelito “Soy del 46%”, ¿no le falta aclarar de cuál? Porque, menos mal, estos
caceroleros no representan ni al 5% del Índice Gini... Quizás, al porcentaje de Macri
en la Primera Vuelta de CABA, aunque ya no lo tiene. Tal vez, a la suma entre Binner
y Carrió en Recoleta en las últimas presidenciales. Porque el norte es reprogre, ¡eh!
O sojialista y cacerolero: esa suma se dio en las Comunas 2 y 13, cerca en la 14...


¡Fuah! ¿Declarar el Día Nacional del Criollito?... ¿Comentamos algo o le mandamos una “Legui”?

Y de nuevo caemos en los cócteles. Hay confusiones que marean más que las mezclas etílicas.


Hubo otros PRO en posiciones aberrantes, ¿casualmente?, aunque este, de cuarta línea.

Mauricio Montes con SS, sí. Y fortuitamente M. M. como el inepto Jefe de Desgobierno.
Además boquense y ritondista, como su contratador legislativo, Roberto Quattromano:


Un dislate. Decir que, justamente, TN e infoBAE censuran el piquete ruralista: impensable.
Proponer un escrache en Twitter, es una postura corriente aunque un tanto descabellada.
Y que “Clarín” (y “TN”) sean socios de “los kirchneristas” demuestra errores conceptuales
groseros, sumados a que gaste a “Piñón Fijo” Lapegüe cuando quedó a la vista su engrane
con TOC. Al menos, aportó algunas imágenes de los “los cientos de miles de personas…”

Tampoco daba para tirar cohetes ni andar haciendo tanta alharaca. Luego hablan de “relato”.

Y las cacerolas siguieron tañendo, aturdiendo más y más hasta romper el estribo y revolcarlo:


Una noche importante... Eso es lo que en Psicología se llama “simulación por exageración”,
patología provocada por conflictos en la autoestima con fantasías sobre el propio entorno.
Fue gracioso cuando acusó a “TN” de ocultar las para ellos multitudinarias manifestaciones
y propuso dejar de mirar los canales del Grupo “Clarín”, entonces, una de sus seguidoras
adhirió teniendo la premura de plantear: “pero, qué miraremos luego?” Sin comentarios…

Esta gente tiene tal mareo que se alucina diciéndose que el Grupo “Clarín” no difunde los
piquetes agropatronales para no estimularlos -cuando es algo que orquesta sin pausas-
y, por otro lado, critican la participación del móvil de “678” echando leña a la intolerancia
-desde Twitter- y hasta concluyendo una suerte de aquel maldito “algo habrán hecho”.

Se obviaron los provocadores tweets “invitando” a participar de los piquetes en apoyo
a las patronales ruralistas -o cacerolazos, según se mire-, porque consideramos que tal
metralla -alimentadora del odio y de la crispación de sus followers- significó demasiado
poco comparado con las sandeces elucubradas luego. Aunque va un empalme temático:


Ya sabemos que una cosa lleva a la otra y la otra, a la nada misma. A propósito de varios tweets
enviados por Montes -Mauricio, que no visita a su primo Guillermo aunque buena falta le hace-
a @fetcheves, la conductora estrella de “TN” Florencia Etcheves (que me bloqueó del Time Line),
en este mismo sitio -a la hora que sea del día que fuera- compartiremos un virtual viaje guiado
por los tweets de F. ET-cheves. Como para seguir con la onda SePrIn y de Julito López, el técnico
informático en redes que asesora a Lanata y Levinas. El conocido Hacker cracker de ministerios,
Corte Suprema de Justicia y diversas fuerzas armadas y de seguridad de la Nación. Aprendiendo.


Y, como la costurerita que dio el mal paso decía que para muestra basta un botón,
seguiremos compartiendo los tweets de un representativo botón de muestra, acá:
“Cacerolazo con Revalúo”
   

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Por lo general, los métodos de la atragantada derecha vernácula nunca se han caracterizado más que por pregonar "institucionalidad y democracia" y, simultáneamente, propinar palos a los cuatro vientos. Lo vimos con los agrogarcas que intentaron violentar la entrada a la legislatura bonaerense en un rapto de "libertad democrática" y ahora, con una ley votada por la mayoría, lanzan el consabido lock-out. O sea, o se hacen las cosas como a "nosotros" nos conviene ó aténganse a las consecuencias.
Por mi edad fuí testigo del conato sedicioso del general Benjamín Menéndez en setiembre de 1951, el vergonzoso regodeo del "viva el cáncer" de 1952, el bombardeo cobarde contra pobre gente indefensa el 16 de junio de 1955 con cientos de muertos y heridos, los fusilamientos de José León Suárez en 1956, la profanación de los restos de Evita, la proscripción de casi 20 años, la masacre de Trelew, el golpe del 24 de marzo de 1976 que con su horror y maldad superó todo lo antes "logrado" por la MALDITA DERECHA. Y ahora, ya sin fuerzas armadas a quien encomendar la matanza, comprobando que se están produciendo peligrosísimos cambios, sólo le queda seguir mintiendo a través de sus "tribunas de intereses" ó, en el caso del egoista mediopelo piojoso, atacar periodistas.
Pensar que hay algunos que aún hablan de "adversarios políticos" cuando en verdad son VERDADEROS ENEMIGOS DEL PAIS.
La tarea realizada para el desarrollo inclusivo de nuestro país ha sido ENORME y debemos protegerla y apoyarla a como dé lugar.

Saludos
Tilo, 71 años

Adán De Ucea Queralt dijo...

Pienso exactamente lo mismo que Ud., Tilo, a pesar de que no vivía cuando sucedió gran parte de lo que enumeró tan claramente.
Quizás matizaría sosteniendo que el verdadero y más cruel enemigo del país debe andar cerca de uno de cada 25 o 30 habitantes.
Pero a Macri, por dar un ejemplo, lo votó casi la mitad de los porteños, ya conociendo su anodina primera gestión, y las dos terceras optaron por esa caterva noventista en Segunda Vuelta. Y creo que esos son adversarios a los que hay que derrotar culturalmente, ya que ni en CABA es tan elevada la cantidad de mafiosas familias parásitas y corporativas.
Con aquel 3, 4 o 5% no hay demasiado más que hacer que lo que se hace: cambiarle las reglas del juego con el que parasitaron y ejercieron el dominio de Latinoamérica durante demasiado tiempo.

Un gusto que se haya dado una vuelta por acá.
Saludos.

iris dijo...

Los cacerolitos tienen un odio a flor de piel que los delata, pero lo curioso es la imagen que tienen de sí mismos. Se creen los "decentes", "cultos" y "pacíficos" contra toda evidencia...

Subjetividad Liberada dijo...

¿Alguiensabe si se está organizando alguna movilización a favor del Gobierno para este jueves?

Adán De Ucea Queralt dijo...

Sí, Subje, ya te habrás enterado.
Iris, eso suele pasar cuando el discurso es único y entre iguales, unos más iguales que otros pero que atemperan diferencias sumidos en el pedo por sumar o por pertenecer a la cofradía.

GrouchoMarx dijo...

Echá un vistazo a este link:

http://laciudadnopro.blogspot.com.ar/2012/06/el-origen-del-fogoneo-los-cacerolazos.html

Hay bastante data, con nombres, apellidos, sponsors, etc.
Saludos

Adán De Ucea Queralt dijo...

Excelente laburo, Groucho. Largo pero era necesaria la extensión. Gracias.

GrouchoMarx dijo...

Gracias por las gracias, pero el único laburo que hice fue encontrar el link original, lo que me llevó menos de dos minutos.
El mérito es de los que hicieron la investigación, que es bastante más seria que la sanata de ese famoso ex-periodista, devenido en comediante de stand-up.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Este blog también hace equilibrio en la fisura