#Brasil2014 y el antipachorrismo emocional


El martes pasado publicamos "Mundiales de fútbol y desenlaces en los gobiernos for dummies", demostrando el absurdo que
generan las usinas opositoras (políticas y mediáticas) acerca de la relación éxito-fracaso mundialista y apoyo-rechazo a los gobiernos.

No obstante, hoy Pablo Ibáñez compartió, en su nota "De Perón a Kirchner, mundiales y política sin patrón providencial"
del diario "Ámbito Financiero", la gráfica que concluía lo manifestado en este blog, aunque apuntando justamente a lo contrario.
Es claro que esta gestión nacional ha permanecido al margen de designaciones de equipos técnicos y jugadores como pocas antes.
Tan claro como que -tras el sorteo de Grupos y las probables llaves para fases siguientes- alentar expectativas triunfalistas implica
exponerse a perder, pues es un hecho que -hasta Semifinales- la selección nacional enfrentará a rivales accesibles y, de no quedar
entre las cuatro mejores del mundo (algo no logrado hace 24 años), sería tomado como fracaso por nuestro característico exitismo.

Cabe recordar lo manifestado en dicha nota la semana pasada para ver que aunque no creamos en dummies, que los hay, los hay:
  
"La frenética campaña antisabella que se desató luego de que el DT manifestara su simpatía por el Peronismo,
su militancia setentista y la adhesión a las características fundamentales del modelo de gestión que conduce
-también sin camarillas espurias-  la Presidenta de la Nación,  es fogoneada desde determinados lobbies del
periodismo -deportivo y de otras modalidades- tal los referentes de la farandularia operación de actualidad
en vodeviles televisivos y radioteatros que no muestran remilgos al pasar, sin escalas, desde la snob postura
borgeana antifutbolera trastocando en profundos conocedores de estrategias, tácticas, vestuarios y tablones.
En definitiva, toda una caterva de energúmenos que desean el fracaso de la Selección argentina de Fútbol por
suponer que el desánimo y el mal humor popular incidirá negativamente en la imagen del gobierno nacional".

Bajar la línea de que la imagen de un gobierno depende del resultado de la Selección Nacional en un Mundial de Fútbol es patético y alejado
de la realidad como de cualquier análisis de situación que no sea apto para plateas de vegetarianos políticos y, claro, de veganos futboleros".


Otro aspecto a tener en cuenta es la comparativa de los resultados de la Selección Argentina de Sabella: una minoría privilegiada de las 7 con
puntaje ideal y de las 6 clasificadas una fecha antes de cerrar la Fase de Grupos. Sobre todo cuando el tiki tiki de España fue un fracaso por el
cual prepararon las valijas prematuramente y el fútbol total de Holanda, la naranja mecánica, pegó colgada del travesaño para contragolpear:



 
Y otro aspecto a considerar pasa por el cupo de selecciones para cada Confederación asociada a la FIFA, mediando pases entre continentes:
















(Incluye la sede Brasil 2014)



Suramérica tiene 13 países aunque 3 de ellos optaron por afiliarse a la CONCACAF y no a la CSF CONMEBOL.
Sin embargo, la mentira sale a la luz cuando observamos la cantidad de Copas obtenidas por selecciones de
cada Confederación y la cantidad de veces que sus países organizaron y fueron sede de Mundiales de Fútbol:



La perlita de #Brasil2014 es que -soslayando Codesales- si sale campeona alguna selección suramericana, nuestro
continente (de 10 países) empataría la cantidad de trofeos con el europeo (de 53 paisitos por aditamentos asiáticos).
   
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Este blog también hace equilibrio en la fisura