El Batallón Militante contra el Vatayón Militante: LAS REPERCUSIONES (1)


Viene de:




LA INSOPORTABLE DENSIDAD DE DEBER
JUSTIFICAR LA MILITANCIA COMUNITARIA


Para retomar, volvemos sobre lo ya planteado. No es la idea justificar a quien hizo arder a su pareja, sino atender a las prácticas
de inserción social y rehabilitación laboral de los condenados penales, comprobadamente opuestas a la reincidencia criminal.

La idea es desmontar el eufemismo de proclamarse liberales, al tiempo que se fogonea la implantación de la Pena de Muerte,
para colmo con una parcial metodología selectiva. El de reclamar seguridad, a la vez que se rechaza el modelo de reinserción
cultural de los presos. El de aplicar una vara para algunos delincuentes y otra corta y leve para asesinos de lesa humanidad.
El de medir con una rígida escala a criminales marginales y con otra a delincuentes de guantes blancos. El de pertenecer al
clan de Tradición, Familia y Propiedad mirando sólo sus tradiciones, sus familias y posesiones e ignorando y hasta atentando
contra el estado de bienestar del conjunto del pueblo usurpando patrimonios públicos o particulares sin mostrar escrúpulos.
El de difamar y descalificar a organizaciones y organismos que cumplen con la Constitución Nacional y los Códigos Penales
y de Procedimientos, con el simultáneo ocultamiento de irregularidades y excesos en ámbitos similares si se producen
en jurisdicciones y distritos comprendidos dentro de la cobertura comunicativa orquestada desde el pulpo multimedial.


Hablando de Roma (que no es Romá), el turro (que no es burro) se asoma:



Ahora aparentaría cerrar un poco mejor: ¿La idea de la corporación mediática materializada por sus operadores es cubrir a
Casal-Scioli, Montenegro-Macri y Sylvester-Urtubey, calificados como los eventuales sucesores que podrían llegar
a retrotraer la impronta marcada por el modelo iniciado en 2003 y profundizado tras la crisis con las patronales ruralistas?
Y, tal vez, pase por desacreditar a Víctor Hugo, Alak y tantos más, pero sencialmente por demonizar desde Mariotto a
Boudou, pasando por Capitanich como otro perfilado que ya no cuenta  con la confianza de los grupos hegemónicos?...
  
Una conjetura, quizás descolgada apenas prendida del par de tweets cornetistas, pero que puede inferirse tras leerlos.


Con no poco esfuerzo comunicacional -y conste que Pizzi es editor de “clarin.com” por lo que los subordinados
han de yugar y el autocorrector, hacer milagros- al primero lo pude traducir a lenguaje comprensible como:
“La presidenta se sumó a la teoría del plan sciolista. ¡Qué lástima!, el tema de los presos es más grave.”

Ojalá que a Nicolás Pizzi le preocupara con tanta intensidad el maltrato carcelario con aplicación de tormentos,
las furtivas salidas pactadas para robos y aprietes y hasta los convictos muertos en prisión en distintas provincias,
del modo con el cual exhibe darle trascendencia a la gravedad del tema de “estos” presos trasladados con seguridad y
custodia a eventos culturales intra y extra penitenciarías, con o sin concurrencia de ciudadanos que gozan de libertad…


Y al segundo pude descifrarlo como:
“Un error pensar que los problemas están sólo en las cárceles provinciales. Habría que visitar las del Chaco, por ejemplo.”

¿Con qué fuentes el militante del “Batallón de Clarín” tiende sospechas sobre los procedimientos penitenciarios en el Chaco?
¿Con cuáles bases se permite soslayar los hechos aberrantes en Salta, Provincia y Ciudad de Buenos Aires, al tiempo que
saca otra maniobra espuria de la mágica galera que se viene convirtiendo en zapallo tal la de Cenicienta al hacerse medianoche?
Además, ¿Nicolás Pizzi se quedó en el ’50 o el lunes merendó con vodka? ¿Pensará que el Chaco aún es Territorio Nacional?
Faltaría que nos mande a la Liga Patriótica Nacional como hace un siglo, en el país gobernado por otros cívicos y repúblicos,
no estos sino su progenie cuando, acá, el Ingenio “Las Palmas del Chaco Austral” era regenteado por el abuelo de Eduardo
Antín alias Quintín, con ayuda de de su padre luego médico y de su tío el cineasta. A veces pasan generaciones sin cambiar.


Y es oportuno admitir que agota jugar con las reglas duranbarbistas. La tiene clarísima el propagandista mercader ecuatoriano:




 “Si te impregnaron los chorros y advertiste la fuente, observa cómo salpica”.
 (Matu Salem, S. VI aC).




1)   LA REACCIÓN POR HABER SIDO Y EL DOLOR DE YA NO SER






A) LA LECTURA NOVENTISTA – JORGE ASÍS

 
   


Primeramente, el intelectual diplomático all terrain noventista advierte a la Tapa del
“Cornet Daily” con el “Tema del Domingo: Polémicas salidas transitorias”,
tal golpe de canto en la yugular del Gobierno. Sin embargo, ni dos días luego, ya en la
madrugada del martes, trasnochado Jorge Asís le quitó la dirección a los elogios:


Como sea, Asís tiene su cohorte -no muy nutrida- que le agrega cándida gracia comentando la sátira.



B) LAS LECTURAS HOLA SUSANA, LANATA TE LLAMA

Para el azoramiento que mueve a ira y risa, alcanza con recorrer los comentarios de los sitios
digitales de “The Nation Oldspaper”, “Cornet Daily”, “PerFil - Perjurio Filibustero”,
“SePrIN - Servicios Privados para Investigación con Novelas” y otros medios afines.



C) LA USINA EN MARCHA y EL ENGRANAJE CÍVICO y REPÚBLICO

¿Y quiénes oficiaron de lubricada válvula automática para
el escape de gases por compresión del “Cornet Daily”?
¡Acertaste!: ¡La camándula del carriotismo residual!


29 de julio de 2012

Viendo la cara del doblemente CC (Carlos Comi – Coalición Cívica) huelgan comentarios.
No soy Césare Lombroso, pero el cráneo y los gestos de Comi(sario) (RE) son rotundos.




¿Actividades que no están previstas en la Ley? ¿En cuál Ley? ¿En el Código Penal de Texas o de Hoyo de Manzanares?...
Estos cívicos y repúblicos que tildan de acto político a un encuentro cultural son los mismos sofistas que luego repiten:
Todo hecho, todo acto, siempre es político. El hombre (y la mujer) es un ser gregario: es un animal político…”

Sin dudas, el coalicionado diputado Comi consolidó la maniobra de confusión afirmando aberraciones tales como:
“fue sacado de la cárcel al menos dos veces en los últimos ocho meses, casi a escondidas, a espaldas de la opinión
pública y, al parecer, también de la Justicia.”  Sentencia refutable hasta por el más pueril de los involucrados en la
población carcelaria, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, el Servicio Penitenciario Federal,
el Tribunal ad hoc, la agrupación sociopolítica, cualquier periodista o abogado con buena fe o un ciudadano con
cierto sentido crítico y capacidad para evaluar los diagnósticos surgidos desde una investigación que no fue tal.

Dando probabilidad de certeza al remate de la nota: “La trampa estaría en la redacción de los pedidos, en argumentar
un evento cultural cuando en realidad es un acontecimiento político, con cánticos, banderas y consignas oficialistas”;
bien podríamos replantear: Determinados momentos vividos durante la festiva semana del Bicentenario, la imponente
Feria de Tecnópolis, los encuentros de fútbol y otros deportes, las celebraciones patrias, los recitales folclóricos o de
rock e infinidad de acontecimientos que suelen contar con esas expresiones espontáneas, ¿no son eventos culturales?
O, ¿para considerarse cultural es menester asepsia de toda representación ideológica? Desde acá, enfocamos opuesto:
No hay arte posible sin compromiso. No existe cultura sin estar atravesada por la idiosincrasia tribal.



Tentativo desgranado de tan granadas tentativas


O acaso, ¿lo objetable radica en lo identitario? Y, en este asunto, hasta resultan tangenciales los opositores de las
corrientes de la política antipolítica con determinados transversales aliados al “Frente para la Victoria”. No todos.

Si 67 años no alcanzaron para desayunarse acerca de cuál es la fuerza política que resistió los oligárquicos embates
de los bombardeos, las proscripciones, las persecuciones, los fusilamientos, los antagonismos internos, las torturas,
los asesinatos, las traiciones, las parasitarias infiltraciones y los desengaños, no obstante es la expresión más genuina
del Gran Movimiento Nacional, saliendo recompuesta y fortalecida de cada embate, ¿cuánto tiempo más ha de pasar?

¿Qué más hay que demostrarles a estos sectores sociales y políticos? Los que ni siquiera pueden mantener un nombre
por más de dos elecciones. Los que se escudan en la ambigüedad del “progresismo” para no tener que rendir cuentas
de socialistas y liberales partícipes de la entrega con el Pacto Roca-Runciman, del fraude en la Década Infame,
de la Unión Democrática con Braden, de la Revolución Fusiladora, del colaboracionismo o la intervención directa en
cada Golpe Cívico Militar y demás hechos antinacionales y claramente antidemocráticos, generalmente acompañados
por el radicalismo y los Grupos del Poder Fáctico, al tiempo que se llenan las bocas declamando institucionalidad.


Es así, compañeras y compañeros, amigas y amigos, lectoras y lectores, compatriotas y compatriotos, así nomás.
Las transformaciones positivas, reales y efectivas, surgen de la mano del peronismo o no surgen. Es así.
Desde el aluvión zoológico a esta parte que es así y así seguirá siendo. A pesar de todo y gracias a todo es así.

Si querés pensar que “cánticos, banderas y consignas oficialistas” peronistas no son cultura, pensalo,
pero deberías replantear tu mirada. Sobre todo ahora con este peronismo que se hizo cargo de su historia que
es la historia cercana y futura de la Nación, que tuvo personajes detestables pero sus herederos están afuera
hoy, al tiempo que nos nutrimos de jóvenes que garantizan la continuidad del sistema con la profundización
de las estructuras nacionales y populares mediante nuevos aportes y chances de recambio en la conducción.

Es comprensible que lo sepas, te preocupes e intentes destruir a cómo dé lugar. Pero, opositor u opositora:
Si tus intereses no son los del vecinalismo neoliberal excluyente de Macri y sus satélites radicales como Sanz,
Aguad y Morales; no son los de la ineptitud de raíz como el radicalismo de Cobos o el hijo de Alfonsín;
no son los del vecinalismo sojialista de Binner ni sus paralelajes teóricos con las Liebres o el Proyecto Surf;
no son los de quienes quieren a Videla como Duhalde y sus cófrades Narcolorado o Camano de Piedra;…
De ser así, pensalo y se consecuente con tu postura de vida: ¡Se opositor, se contrario! Pero a quienes no
representan tus intereses, tus demandas, tus convicciones, tus ideales, tus metodologías... ¡Sí, se opositor!



Continúa en:


2 comentarios:

monona ban dijo...

Impecable como siempre!!!Yo también le pondría a Clarín "El batallón 601 mediático" o el grupo latinoamericano que pertenece al "Plan Cóndor mediático" que, como en Brasil y Chile, son los grupos empresariales del partido golpista.Son los que sacan enormes beneficios económicos con las dictaduras y los derrocamientos de los gobiernos democráticos
Le recomiendo escuchar y ver a nuestro querido Salvador allende en el punto 16:00 es imperdible, alguien que fue destruido por los medios, gracias a EEUU
http://www.youtube.com/watch?v=ajkjmw5QIxk&feature=g-hist

Adán De Ucea Queralt dijo...

Sí, de hecho reportaban al 601. Ya el Pibe Peronista les puso "El Batallón Vigilante".
Y gracias por la entrevista: Genial don Salvador!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Este blog también hace equilibrio en la fisura